LA UNIÓN DE GUARDIAS CIVILES PIDE MÁS MEDIOS AL GOBIERNO DE CANARIAS

La Guardia Civil saca del agua más de 2.000 metros de palangre a la deriva

lavozdelanzarote.com · 09 de octubre de 2016

 

Agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil sacaron del agua la noche de este jueves más de 2.000 metros de palangre que se encontraban a la deriva en el litoral lanzaroteño. Los guardias civiles extrajeron “a mano” este arte de pesca, que ha recalcado que “provoca grandes desastres en la fauna marina en un espacio protegido como el Archipiélago Chinijo, aparte de ser un peligro para la navegación”. A la vez que ha comunicado el hallazgo, la Unión de Guardias Civiles ha solicitado medios al Gobierno de Canarias, pues aseguran que las carencias les han impedido extraer todo el palangre, “al desfallecer de cansancio” los agentes que lo han extraído. Así, todavía hubo parte que quedó sumergido. 

La UGC explica que el Servicio Marítimo de la Federación de Medio Ambiente tiene entre sus cometidos la “sostenibilidad” de la pesca, así como la “preservación del medio ambiente y su fauna marina”. Para ello, realiza controles, inspecciones y vigilancia de las costas, “con el fin que se lleven a buen puerto todas disposiciones transferidas en materia de pesca y preservación del medio marino a la comunidad de Canarias”. “Es por ello que desde esta asociación solicitamos al Gobierno de Canarias (Consejería de Agricultura y Pesca) que preste su apoyo en cuanto a medios, pues para esta zona tan protegida de la isla más oriental del archipiélago se hace necesario un halador en una de las patrulleras medianas”. 

PALANGRE RECOGIDO GUARDIA CIVIL

Esto, explican, permitiría a los agentes no tener que recoger estas artes “tan destructivas” a mano, una tarea que “resulta imposible en casos como en el que nos ocupa”. En este sentido, recalcan que “si bien se han extraído del agua algo más de 2.000 metros, el resto ha quedado sumergido por desfallecer de cansancio los agentes en dicha labor agotadora y por temor de clavarse un anzuelo de gran calibre al trabajar de noche o caerse al agua al engancharse con algún cabo recogido”.

 

El palangre, una práctica “destructiva” y “furtiva” que se realiza en plena noche


La UCG señala que esa herramienta en las patrulleras medianas sirve para luchar contra las “prácticas destructivas del palangre de superficie” que llevan a cabo “barcos de diferentes nacionalidades ajenos a la flota canaria, que de forma furtiva las calan por la noche para recoger al día siguiente”.

La asociación de guardias civiles explica que suelen abundar estas artes ilegales concretamente en la zona denominada  “Las tetas”, que se encuentra a 16 millas al través de Arrecife, para la captura de marlín azul, blanco y en general de peces pelágicos. Estos cabos con anzuelos, “una vez se sueltan o rompen llegan a la deriva a nuestras costas, realizando un desastre a nuestra fauna marina canaria, especies protegidas y los motores de las embarcaciones que recogen en anzuelos grandes y cantidad de cabo suelto”, lamentan. Así, desde la Unión  de Guardias Civiles concluyen deseando que la Consejería apruebe concederles el halador, “para una mejor realización del control de las costas”. 

Sigue La Voz en