21/Oct/2017

CONTÓ CON LA PRESENCIA DE LA ALCALDESA, EVA DE ANTA

El pregón de Ismael Martín arranca las fiestas de Altavista

El pregonero fue declarado Socio Honorífico y Vecino Predilecto de Altavista y recibió la insignia de oro de la Asociación galardones

El pregón de Ismael Martín arranca las fiestas de Altavista

 

Fotos: Sergio Betancort

Con la lectura del pregón a cargo del vecino Ismael Martín Cerpa, el barrio arrecifeño de Altavista inició oficialmente las fiestas en honor a su patrón San Antonio María Claret. El acto que se celebró en el salón de la la Asociación de Vecinos Padre Claret de Altavista comenzó con la actuación musical del Dúo SY Project formado por Yosan Pereda (guitarra y voz) y Sergio de Jesús (autor, guitarra y voz). Para esta ocasión contaron con la colaboración del pianista, Gonzalo Antolín. El repertorio elegido para la noche fue de creación propia, donde se entremezclaron las baladas con algunas composiciones más acústicas todas ellas con muy buena acogida por el público que les premió con sus aplausos. 

A continuación subió al escenario el pregonero, Ismael Martín acompañado de la alcaldesa del ayuntamiento de Arrecife, Eva de Anta, el concejal de Fiestas y policía, David Duarte y la presidenta de la Asociación de Vecinos, Mª Carmen Santacruz. Acto seguido, con los nervios contenidos pero con mucho desparpajo comenzó Ismael a relatar sus vivencias. Una cruda y dura superación de supervivencia. Con apenas 14 años se desplazó desde su pueblo natal Maguez para trabajar como mecánico en la fabrica conservera Rocar  en Arrecife. Cuando contaba con 22 años decidió buscar otros horizontes y salir de Lanzarote. Para ello necesitaba el pasaporte,  documento que le fue tan difícil conseguir en la isla,  "porque en una ocasión le llamé la atención a un agente del orden, quien había vejado con insultos a un homoxesual y casualidad cuando fui a llevar a cabo los trámites para poder obtener mi pasaporte, el agente me conoció y se tomó la revancha poniéndole mil y un problema hasta cansarme", "Gracias a las indicaciones de un conocido me trasladé hasta la colonia que España tenía por entonces en África y allí pude hacerme con dicha documentación y así poder cumplir mi deseo enrolándome, primero en un petrolero y luego en un gran barco de cabotaje".

Trabajo que le permitió viajar por medio mundo desde Japón, Rusia, Nueva Zelanda, Nueva York, Venezuela, toda Europa y muchos países más. Ismael contó que una vez cansado de tanto trabajo y alejado de la familia y amigos decide volver a Lanzarote y se pone a trabajar con los Hermanos Guerra,  por aquella época con una cadena de tiendas en Arrecife. Hasta que un día un amigo le animó para que se independizara abriendo su propia tienda en Altavista. "Una de aquellas tiendas mal llamadas de aceite y vinagre", porque según explicó el propio Ismael era lo menos que vendía porque en su tienda tenía de todo. "Aparte de los comestibles los clientes podían encontrar, zapatos, hilos, cremalleras, pinturas y así un largo etc." Ismael nunca ha soportado los abusos llevados a cabo por los mal llamados caciques,"los cuales aprovechando la baja rentabilidad de las familias les trataban como a esclavos". Esto le llevó a formar parte del sindicato Comisiones Obreras donde conoció al "comunista, José Domingo Hernández" quien le animó para que le acompañara en las listas a la alcaldía de Arrecife por el Partido Comunista".

El pregonero explicó que aceptó la petición de José Domingo pero con la condición que él apareciera en la lista como Independiente haciendo así campaña, aupando a José Domingo a formar parte del equipo de gobierno del ayuntamiento de Arrecife con José María Espino al frente de la alcaldía. No obstante, contó que él seguía trabajando junto a su señora en su tienda y así poder atender la gran demanda que por aquellos años tenía que hacerle frente. "Atendía a los más de 33 bares de alterne instalados en la zona conocida como (Las Rapaduras), los cuales le dejaban mucho dinero además de los clientes habituales de la vecindad", relató.

Ismael Martín Cerpa, se hizo así solo a base de muchos sacrificios, pero siempre ha sido un hombre comprometido y dispuesto para ayudar, dentro de sus posibilidades a todo el que le pida ayuda. Fue también el impulsor de que se construyera la piscina municipal en su actual ubicación,  a pesar de los muchos obstáculos que tuvo que soportar. También implantó en Altavista y Arrecife el deporte de la Lucha Canaria llegando a tener una cantera de más de cuarenta luchadores.

En su pregón Ismael dijo que él ha sido "socialista de toda la vida pero, socialista de los de antes no como los de ahora que se atrincheran en sus despachos y no salen de ellos si no en tiempos de elecciones a la caza del voto haciendo este mensaje extensible a todos los partidos políticos que existen hoy día".

Durante su intervención el público permaneció muy atento a todo cuanto relataba el pregonero el cual también en algunos momentos dejó escapar algunas anécdotas que a más de uno le hizo sonreir.

En una jornada tan especial Ismael Martín Cerpa fue declarado Socio Honorífico y Vecino Predilecto de Altavista además de la insignia de oro de la Asociación galardones que le fueron entregados de manos de la alcaldesa del ayuntamiento de Arrecife, Eva de Anta, del concejal de Fiestas y Policía, David Duarte y de la presidenta de la Asociación de Vecinos, Mª Carmen Santacruz, a su señora se le entregó un ramo de flores.

Como final del acto subió al escenario las componentes del coro Iris del Mar formado por unas 30 mujeres del barrio marinero de Valterra. Dirigidas por Norbe Cruz y acompañadas al piano por José Domingo González interpretaron varios temas muy conocidos como, Dónde estás Corazón, No Dudaría, Oh Carol o El Sol no Regresa entre otros recibiendo como premio los aplausos del público. Y así se puso  fin a una jornada muy emotiva con una dura historia de supervivencia de un hombre que siempre ha luchado en contra de las injusticias sociales las cuales hoy día están de nuevo aflorando bajo el paraguas de la crisis.

En esta sección
Comentarios