23/Ago/2017

HA MUERTO ESTE VIERNES A LA EDAD DE 85 AÑOS EN ARRECIFE

Fallece Luis Morales Padrón, "las otras manos de César Manrique"

El pasado 28 de julio el Cabildo de Lanzarote decidía otorgarle la Medalla de Oro

Fotografía del cartel anunciador del documental de FCM Luis Morales: Las otras manos de Manrique
Fotografía del cartel anunciador del documental de FCM Luis Morales: Las otras manos de Manrique
Fallece Luis Morales Padrón, "las otras manos de César Manrique"

Luis Morales Padrón, quien fuera uno de los colaboradores más estrechos de César Manrique ha fallecido este viernes a la edad de 85 años. La Fundación César Manrique le rindió homenaje en 2014 con la elaboración del cortometraje titulado Maestro de obra. Luis Morales: las otras manos de Manrique. Por su parte, el Cabildo de Lanzarote decidió concederle la Medalla de Oro el pasado 28 de julio.  Además, el periodista Mario Alberto Perdomo escribió el libro, Luis Morales Padrón, publicado por la FCM dentro de la colección editorial Islas de memoria.

Luis Morales, nació en Arrecife en 1932, comenzó a trabajar en el Ayuntamiento de Arrecife a la edad de 14 años, de la mano de su padre, Manuel Morales Martín, maestro Manuel, que por entonces era encargado de mantenimiento y obras municipales. A los 16 años contactó por primera vez con César Manrique, con motivo de la ejecución del plan de embellecimiento de la Plaza de Las Palmas, junto a la Iglesia de San Ginés, Arrecife, en la que el artista intervino. A partir de 1950, Luis Morales estará presente en las distintas colaboraciones de obra pública que Manrique mantuvo con el Ayuntamiento de la capital. 

En 1960, ingresó en el Cabildo de Lanzarote como capataz general de vías y obras, llegando a dirigir a más de 300 trabajadores en las diversas tareas que acometió la institución insular durante los años en que se transformaron las infraestructuras y la economía de la isla, de cara a su adaptación e incorporación a la economía turística: galerías de Famara, pista del aeropuerto, reforma del hospital insular, ciudad deportiva, asfaltado de carreteras, caminos vecinales, etc. La colaboración de Luis Morales con César Manrique tuvo una continuidad más intensa y cercana en las diferentes intervenciones que el artista planteó en Lanzarote y que conforman los actuales Centros de Arte, Cultura y Turismo, así como en otros pequeños equipamientos que se implantaron en el territorio insular, como por ejemplo, el Mirador de Malpaso. De tal modo, que, con el paso del tiempo, Morales, siempre discreto y ceñido a su papel, llegó a convertirse en una referencia de confianza imprescindible para el artista en el campo de la obra pública paisajística, constituyéndose en su más fiel intérprete. 

En esta sección
Comentarios