21/Oct/2017

TRAS LA LECTURA SE PUDO DEGUSTAR PRODUCTOS TRADICIONALES DE LAS FIESTAS

El pregón de Elisabeth de León inicia las fiestas de San Ginés

La médico, ex alcaldesa y ahora pregonera de San Ginés, reflexionó sobre sus vivencias en su profesión y en su vida en la capital lanzaroteña

 

 

El pregón de Elisabeth de León inicia las fiestas de San Ginés

 

Fotos: Sergio Betancort

 

Este viernes arrancaron las fiestas de San Ginés con la lectura del pregón a cargo de la ex alcaldesa de Arrecife, Elisabeth de León. El salón de plenos se llenó para por completo. Antes de tomar la palabra la pregonera tanto la alcaldesa Eva de Anta y el concejal de Fiestas, David Duarte invitaron a disfrutar de cada uno de los actos programados donde "estarán muy presentes las tradiciones así como algunas nuevas incorporaciones" .

A continuación Elezabeth de León comenzó recordando la precaria situación sanitaria que vivieron los habitantes de Lanzarote en la segunda mitad del siglo XVI. Explicó cómo "lentamente se fueron construyendo en la antigua capital de la isla, Teguise, pequeños centros sanitarios donde con escasos recursos humanos se atendía a la población". "Eran  tiempos donde la hambruna y la precariedad se ensañaban con los más débiles, expuestos a infinidad de enfermedades como la peste, viruela, tifus o la fiebre amarilla entre otras". De León recordó que fue en 1.951  cuando se inauguró el hospital insular y "a partir de entonces hasta nuestros días se ha ido avanzando paulatinamente" . Tuvo unas palabras de reconocimiento para el doctor José Molina Orosa,  insigne médico y "admirable persona que tanto bien hizo por los isleños".

En la parte más personal de sus vivencias,  Elizabeth de León fue describiendo desde su llegada al mundo en casa de sus abuelos maternos en la calle La Palma Nº 8, situada en el barrio de El Lomo que junto con La Puntilla y Naos bordeaban El Charco de San Ginés . "En sus callejones polvorientos jugaba a la soga o el teje, e incluso en algunas de las puertas de las vecinas estaban situadas las planchas de carbón para planchar las enaguas almidonadas que por aquellos años les ponían a las niñas". Recordó también la cocina de hierro que había en la casa con una chimenea que llegaba hasta el techo, con un horno donde algunas vecinas iban a tostar el pan convirtiéndolo en bizcocho sobre todo para algunas celebraciones festivas como San Ginés, algún bautizo o cuando los marineros llegaban de la costa por las fiestas del Carmen. " Recuerdo el sonido que emitían las sirenas de las fábricas conserveras al finalizar la jornada laboral, conserveras donde se enlataban atún y sardinas que sabían y olían a gloría", La ex alcaldes mencionó también "la antigua fabrica de Las Nieves dedicaba al salazón de pescado seco, a muy pocos metros fondeaba algunos barcos para su reparación como los que tenía su padre "El Armando" y un lanchón llamado "La Maricela".

Elizabeth es la quinta de siete hermanos realizó sus estudios en el colegio Generalísimo Franco, hoy La Destila, estudió bachillerato en los institutos Agustín Espinosa y Blas Cabrera Felipe, cursó estudios de Medicina en la Faculta de Medicina de La Laguna y desde hace 27 años ejerce de médico en el Centro de Salud de Titerroy donde continúa ejerciendo. Pionera en muchas cosas, compaginó dicho trabajo como médico con ser la primera mujer alcaldesa de la capital de la isla llevando la alcaldía de Arrecife entre octubre de 1.997 y mayo de 1.999 además de ser la primera mujer en pertenecer a la Junta de Puertos de Las Palmas.

Elizabeth se trasladó a los ocho años con su familia a vivir al barrio de La Destila, donde todavía quedaban algunos restos de las salinas que estaban muy cerca del antiguo cementerio. Cada domingo a la salida de misa hasta la hora del almuerzo se iba a jugar con las amigas. Con mucho humor trajo al recuerdo de muchos de los presentes la figura de dos personajes los cuales forman parte de la historia menuda de Arrecife como Paco y Acuña. "Con sus carros de helados se ponían a la entrada y salida del cine y haciéndose la competencia el uno al otro lanzaban el slogan, niño no compres helados a Paco porque sabe a tabaco "o" no compres helados a Acuña porque sabe a pezuña", relataba con humor. Un momento donde al público se le escuchó alguna que otra carcajada,. Muchas fueros las vivencias que la pregonera compartió en una jornada para ella muy especial insistiendo que en ningún momento fue su intención hacer un pregón nostálgico, "ya que cualquier tiempo pasado no fue mejor ni peor, la sociedad evoluciona y en cada tiempo las situaciones y vivencias que quedan grabadas en nuestra memoria son diferentes". Con un "Vivan nuestras fiestas de San Ginés", finalizaba su pregón, el público le premió con un caluroso y sonoro aplauso.

A continuación la alcaldesa Eva de Anta y el concejal de Fiestas David Duarte le hicieron entrega de una escultura del Puente de Las Bolas símbolo de la ciudad de Arrecife.

Una vez finalizada la sesión de fotos protocolaria se unieron con el público en el patio de la antigua Recova donde a todos los asistentes les ofrecieron garrapiñadas, turrones, algodón de azúcar, helados, pota asada, vino, refrescos y agua, todo ello acompañado con la música de fondo del timplista Alexis Lemes a dúo con el guitarrista Adrián Niz.

 

 

En esta sección
Comentarios