20/Ago/2017

"DEMANDA HISTÓRICA DEL SECTOR AGRÍCOLA, BODEGUERO E INDUSTRIAL"

Educación implanta el primer ciclo de grado superior en Vitivinicultura en Lanzarote

Se trata de una formación que sólo se imparte en cinco centros de España, y responde a las demandas de las bodegas de la isla "de contratar a especialistas formados"

Educación implanta el primer ciclo de grado superior en Vitivinicultura en Lanzarote

El sector vitivinícola de la isla ha conseguido que se implante el primer ciclo formativo de grado superior en Vitivinicultura en Lanzarote. Se trata de una formación que sólo se imparte en cinco centros de España y que da así respuesta a una “demanda histórica del sector agrícola, bodeguero e industrial” insular, que solicitaban una profesionalización para poder "contratar a especialistas formados”, afirman desde la Cámara de Comercio de Lanzarote.

El ciclo superior en Vitivinicultura comenzará en el mes de septiembre, pero la matrícula está abierta hasta el 27 de abril en el Centro Integrado de Formación Profesional de Lanzarote, según informan desde la institución.

Los técnicos superiores en Vitivinicultura “serán especialistas en la obtención de recursos para el funcionamiento de bodegas, en los procesos industriales para la fabricación de vinos y en el cumplimiento de normativas y estándares de calidad y respeto al medio ambiente”. Aseguran también desde la Cámara de Comercio que éstos “podrán trabajar en bodegas, en la industria de transformación, empresas comercializadoras y exportadoras de vino, en enoturismo, el campo o emprender su propio negocio”.

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Formación Profesional, "ha entendido la necesidad de esta profesionalización demandada y ha accedido a la implantación de este ciclo formativo de grado superior", aseguran en el comunicado. Para ello también se ha contado con el apoyo unánime del Cabildo, el Consejo Regulador Vinos de Lanzarote y la Cámara de Comercio.

Desde la institución de Comercio insular aseveran que “la industria del vino en Lanzarote es estratégica por su relevancia y aportación económica, pero sobre todo por su tradición, la vinculación con el Turismo y su potencial exportador”. Asimismo, consideran que estas razones tienen el peso suficiente como para “ser merecedores de un ciclo que ofrece un amplio abanico de salidas laborales y que supondrá una visible mejora del tejido empresarial y productivo”.

 

En esta sección
Comentarios