OPERARIOS, CONDUCTORES Y TAXISTAS NO OCULTAN SU SORPRESA ANTE EL CAMBIO

El Ayuntamiento restringe ahora también el tráfico entre el final de El Reducto y el Casino

lavozdelanzarote.com · 13 de octubre de 2016

FOTOS: Sergio Betancort

 

La restricción al tráfico en la Avenida Marítima de Arrecife afectará ahora también al tramo que va de la rotonda del Gran Hotel al Casino Club Náutico. Este jueves a mediodía varios operarios han retirado la señalización que indicaba el inicio de la zona peatonal a la altura del Casino para llevársela a la anterior rotonda, donde termina la playa de El Reducto. Así, también en ese tramo, solo podrán circular vehículos de emergencias, taxis, transporte público y vecinos autorizados. Los taxistas y los operarios no han ocultado su estupor cuando La Voz les ha preguntado sobre esta nueva decisión del Ayuntamiento, que en todos los casos acababan de conocer. 

A pesar de que este tramo había permanecido hasta ahora abierto al tráfico, tanto durante el transcurso de las obras como desde que la Avenida se abrió finalmente este martes a mediodía de forma semipeatonal, el Consistorio ha decidido cerrarlo desde este jueves. Al respecto, la concejal de Movilidad de Arrecife, Inodelvia Torres, ha indicado a La Voz que la semi peatonalización de este tramo ya se encontraba entre las "propuestas" de movilidad del Plan Director de Zonas Comerciales Abiertas de marzo de 2014. En ese plan, explica, se incluía el cambio de sentido de la calle Canalejas, algo que, apunta, "no tenía sentido si el tráfico iba a ser abierto". 

Para esa semi peatonalización, el Ayuntamiento ha destinado un “retén especial” de la Policía Local a la Avenida para “informar” a quienes la transiten de las nuevas restricciones, según ha explicado en Radio Lanzarote-Onda Cero la concejal de Policía, Victoria Sande. La edil ha indicado también que ese tramo "en principio" también será semipeatonal, aunque según ha dicho no se había "podido" todavía colocar la señalización para indicarlo.

Ese cambio de señalización se ha producido este mismo jueves. Pocos minutos antes del mediodía, un policía apostado frente al Casino encarnaba ese "retén" e iba parando a los vehículos para explicarles la nueva restricción y solicitarles la credencial que los identifique como vecinos de la zona para poder pasar. Unos minutos después, la ubicación del agente, dando esas mismas indicaciones, era ya frente al Gran Hotel. 

 

"Primera noticia que tengo"


Así, después de que los trabajadores municipales cargaran en un camión del Ayuntamiento la señalización y se dispusieran a colocarla en esa otra rotonda 300 metros más abajo, este agente ha cambiado también su puesto. Tras aparcar la moto frente al gran hotel, informaba uno a uno a los conductores que pretendían entrar. Mientras, los operarios, con las señales todavía reposando sobre el pavimento, se apresuraban para colocarlas. 

“Si usted dice ahora que es todo, pues será, es la primera noticia que tengo”, ha señalado a La Voz una taxista que se encontraba con su vehículo en la parada que está solo a unos metros. Esta trabajadora ha explicado que su colectivo tenía entendido que la restricción afectaba únicamente al tramo que comienza en el Casino y se prolonga un poco más allá de la calle Real. Ha confirmado también que bajo esta premisa se estaba actuando desde que se abrió la Avenida el martes, con la Policía indicándoselo a los conductores en ese punto y no antes. Además, ha hecho hincapié en que no ha habido hasta ahora “ninguna señal” que indicara la restricción a partir del Gran Hotel.

La concejal Inodelvia Torres ha mantenido este mismo jueves una reunión en el Cabildo para tratar de “planificar mejor la movilidad” en la ciudad. La edil ha precisado que en ese encuentro se ha tratado las jornadas de movilidad previstas para la próxima semana y un Plan de Movilidad Urbana Sostenible que elaborará el Cabildo para el conjunto de la ciudad e incluirá "dónde hay más atascos", "qué calles habría que cambiar de sentido" o la cuestión de los "aparcamientos", ha indicado. Según ha explicado, no se han tratado alternativas al tráfico a raíz de la semi peatonalización porque "las propuestas de movilidad ya venían recogidas en el plan de 2014 y por otro lado está el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que ya es de toda la ciudad". "Las propuestas de movilidad en la zona las tenemos perfectamente identificadas desde hace tiempo", ha defendido.

Según han relatado desde el Consistorio, con la nueva regulación en la zona, la mayoría de los conductores ignoran la señal o no la ven, sin tener claro por dónde pueden o no circular. A pesar de ello, según han apuntado a La Voz tanto los taxistas como algunos conductores, no se han creado grandes embotellamientos frente al Casino, más allá de colas de una decena de vehículos como máximo, causadas principalmente porque la Policía Local debe detenerlos para explicarles las nuevas restricciones y comprobar si están autorizados a continuar. Donde sí ha comenzado a notarse esa restricción, según apuntan, es en las inmediaciones, como la calle Canalejas y la zona de El Almacén, llegando los atascos hasta la calle Manolo Millares. 

Sigue La Voz en