AFIRMAN QUE NUNCA FUNCIONÓ Y QUE SE CONTRATÓ DOS VECES A LA MISMA EMPRESA

UGT denuncia "graves irregularidades" en el sistema de detección de incendios de la cárcel de Tahíche

lavozdelanzarote.com · 14 de octubre de 2016

 

Los representantes de UGT en la prisión de Tahíche han denunciado este viernes “graves irregularidades” en el sistema de detección de incendios de la prisión, que aseguran que “no ha funcionado nunca”, con el consiguiente riesgo que supone. Además, los representantes de los trabajadores han pedido que el centro penitenciario "suspenda" el contrato que ha suscrito para instalar ese sistema. Según explican, los responsables de esa empresa han sido requeridos por Anticorrupción para declarar, ante la sospecha podrían haber pagado “comisiones” a cambio de “adjudicaciones”. Explican que ese sistema se averió tras una primera instalación y se volvió a contratar a la misma compañía. Solicitan que se contrate “de manera legal y transparente con la mayor urgencia”. 

A juicio de Fernando Hernández, delegado de Prevención de FSP-UGT en Instituciones Penitenciarias, lo que sucede en Tahíche es "un atentado contra los derechos a la seguridad de los trabajadores y además es una desfachatez administrativa en cuanto a la contratación". El sindicato pide ante todo ello que se "depuren responsabilidades por si hubiera algún tipo de delito o bien de irregularidad administrativa”. El sindicalista ha explicado que el hecho de que no funcione el sistema de detección de incendios ha causado algunos "incidentes" y también problemas en los simulacros de evacuación. "Al poner en marcha el plan de emergencia, la detección de incendios confunde absolutamente a los trabajadores, todas las organizaciones que tenemos para la evacuación quedan absolutamente anuladas por la falta de información o la información errónea que nos da el sistema", explicaba en Radio Lanzarote-Onda Cero. 

En su comunicado, la sección sindical de la FSP-UGT prisiones del Centro Penitenciario de Arrecife, considera que existe una “absoluta falta de consideración” de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias hacia las “condiciones de seguridad y salud de los trabajadores del centro”. El sindicato denuncia que se producen “reiterados incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales”. Concretamente, apuntan a ese sistema de detección de incendios, que recalcan que es obligatorio, y que hace más de un año se comprobó que no funcionaba. Esto llevó al sindicato a poner una denuncia ante la Inspección de Trabajo.

UGT explica que, a raíz de la denuncia, en el mes de abril del año 2015, la Inspección de Trabajo realizó un requerimiento a la Dirección del Centro para que en el plazo de tres meses se subsanaran las deficiencias del sistema. A pesar de ello, denuncian que ese sistema, que fue instalado en la nueva construcción hace menos de cinco años, “a fecha de hoy sigue sin funcionar”.

 

Recepción pese a informes negativos y zonas "clausuradas" por su "peligro"


“El sistema nunca ha funcionado de manera adecuada, su recepción y pago fue admitido por la institución penitenciaria, a pesar de los reiterados informes de su deficiente estado e inoperancia desde su puesta en funcionamiento al ser entregado el centro recién construido”, asegura el sindicato. A esto, Hernández añade otras "graves deficiencias" en la prisión.

"Esto no es un hecho aislado", ha asegurado el sindicalista. Y es que Hernández explica que en el centro penitenciario de Tahíche hay incluso zonas "clausuradas por la Inspección de Trabajo hasta que no se realicen una serie de trabajos en cuanto a la seguridad de los trabajadores". "Nos están obligando a tener determinadas celdas que no se pueden utilizar porque los trabajadores no pueden reparar las cosas", ha explicado. La imposibilidad de realizar esos arreglos, ha explicado, se debe a que el "peligro de bajar a las zonas de reparación es tan grave que la Inspección de Trabajo ha paralizado esas actuaciones". "Es un escándalo absoluto", sentencia. 

 

"Falta de respeto con el dinero público"


De otro lado, la FSP-UGT reprocha una “absoluta falta de respeto con el dinero público” por parte de la institución. Y es que, según apuntan, “en lugar de reclamar a la empresa instaladora que pusiera al día la instalación que facturó y nunca funcionó, lo que ha hecho ha sido librar un nuevo presupuesto para la instalación y puesta en marcha de una nueva instalación, otorgándole el presupuesto ‘casualmente’ a esa misma empresa que realizó la instalación original que nunca funcionó”.

El sindicato señala que dicha empresa “es una de las que se encuentran implicadas en uno de los sumarios del ex presidente Balear Jaume Matas”. Según apuntan, recientemente varios de sus responsables han sido requeridos por la Fiscalía Anticorrupción “para que reconozcan que recibieron los contratos de instalaciones a cambio de pagar comisiones a los responsables públicos de la contratación, según informaciones publicadas por varios medios de comunicación de carácter nacional”. "Qué casualidad que la empresa a la que se le adjudica por segunda vez un trabajo que cobró y no hizo aparece en otro tema creemos que bastante grave", ha dicho Fernando Hernández al respecto. 

Ante ello, la sección sindical de UGT en Tahíche ha “exigido” que los responsables penitenciarios suspendan “de manera inmediata el contrato suscrito con la citada empresa” y se contrate “de manera legal y transparente con la mayor urgencia”, la instalación de detección contra incendios del Centro Penitenciario de Arrecife.

“También exigimos de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias la inmediata depuración de responsabilidades de los implicados en los hechos que anteriormente se relatan”, agregan.

Sigue La Voz en