NIEGA QUE LA SENTENCIA DÉ LA RAZÓN A LOS JURISTAS QUE LO ADVIRTIERON

San Ginés asegura que dijo “desde el principio” que el Plan de La Geria podía tener “vicios de nulidad”

Isabel Lusarreta · 16 de noviembre de 2016
Pedro San Ginés y José Juan Cruz, durante la rueda de prensa (FOTOS: Sergio Betancort)
Pedro San Ginés y José Juan Cruz, durante la rueda de prensa (FOTOS: Sergio Betancort)

El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, ha asegurado este miércoles que él dijo “desde el principio” que el Plan Especial de La Geria podía tener “vicios de nulidad”. Sin embargo, también ha negado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que acaba de anular ese Plan haya “venido a dar la razón” a los juristas del Cabildo que advirtieron de esos vicios de nulidad. “En absoluto”, ha señalado, cuestionando que “para algunos, los de siempre, parece que han condenado a Pedro San Ginés” con este fallo.

Sobre por qué entonces se han dedicado tantos esfuerzos a aprobar una modificación de ese Plan en los últimos tres años, San Ginés ha defendido que ambas cosas “no son incompatibles”. Y tampoco el hecho de que ahora, el Cabildo haya anunciado que ha encargado un nuevo Plan, pese a que se seguía trabajando en la modificación del que acaba de ser anulado.

Además, aunque él mismo afirma que era y es consciente de los posibles vicios de nulidad del actual documento, ha insistido en defender su “vigencia” y en buscar mecanismos para seguir aplicándolo. Así, ha adelantado que la Corporación insular ha “instado” al Gobierno de Canarias a que recurra la sentencia, ya que mientras no haya un fallo firme, el documento seguirá en vigor. De momento, afirma que no tienen aún “una respuesta clara” del Ejecutivo regional sobre si recurrirá o no, pero ha adelantado que en caso de que no lo haga, el propio Cabildo “podría recurrir” el fallo, ya que también estaba personado en el pleito como codemandado.

 

Quiere evitar "evitar el vacío" legal, aunque "no sabe cuáles son los riesgos"


San Ginés ha defendido la necesidad de presentar ese recurso “para no tener un vacío” legal en La Geria mientras se aprueba el nuevo Plan, que en realidad podría llegar después del fallo definitivo. Sin embargo, aunque ha defendido la necesidad de evitar que se cree ese “vacío”, no ha sabido explicar cuáles serían los riesgos de que llegara esa situación. “No hemos llegado a analizar tanto, pero espero que no llegue ese momento ni ese vacío”, ha respondido. “No sé cuáles son los riesgos exactos”, ha admitido a continuación, al reiterársele la pregunta sobre las posibles consecuencias de ese “vacío” que afirman querer evitar.

Durante su comparecencia ante los medios, dos días después de que se conociera la sentencia que anula el Plan de La Geria, San Ginés ha comenzado desmarcándose de la aprobación de ese documento. “Es un Plan del Gobierno de Canarias”, ha subrayado, remontándose a los años en los que se aprobó el primer documento, que ya había sido tumbado anteriormente por los tribunales, y en los que él aún no era presidente del Cabildo. Sin embargo, el Plan que se ha anulado ahora es el que se aprobó después, al tener que ejecutar aquella primera sentencia, y cuya tramitación tampoco se ajustó a la Ley, según ha fallado ahora el TSJC.

En ese momento, Pedro San Ginés sí era ya presidente del Cabildo, tanto cuando llevó a cabo la aprobación definitiva y parcial del Plan en el año 2012, que es la que acaba de ser anulada, como cuando al año siguiente se aprobó el texto completo por parte de la Cotmac. “Viene a dar respuesta a una vieja demanda, necesidad y aspiración de la isla para ordenar los usos de este espacio frágil y singular creado por el hombre, resolviendo además, en gran medida, la problemática que afecta a los equipamientos estructurantes que los sustentan, como son las bodegas de La Geria”, afirmó entonces el presidente, que agregó estaba “aún pendiente la modificación de tan sólo uno de sus artículos (art.117) para ultimar la respuesta a dicha problemática que les afecta”.

Precisamente en esa modificación es en la que se ha venido trabajando desde entonces, aunque San Ginés no ha conseguido sacarla hasta ahora adelante. De hecho, fue hasta en cuatro ocasiones a Pleno sin recibir la mayoría necesaria, y después la aprobó en el Consejo de Gobierno del Cabildo, en ese momento en minoría, aunque después tuvieron que “invalidar” el acuerdo. El presidente reconoció entonces que habían cometido “un error” con esa aprobación, ya que antes debía haberse aprobado el documento ambiental.

 

De modificar el Plan actual a aprobar uno nuevo


Desde entonces, han continuado los trámites para aprobar esa modificación, aunque hace unas semanas el grupo de gobierno del Cabildo anunció que había encargado a Gesplan la elaboración de un nuevo Plan. Según San Ginés, ambas cosas “no son incompatibles”, y tampoco considera que haya sido una pérdida de tiempo no encargar antes ese Plan si realmente consideraban que era necesario (o que incluso el actual tenía “vicios de nulidad”), en lugar de pasar tres años intentando aprobar una modificación. “Ésa es una consideración suya”, ha respondido a preguntas de la prensa.

En cuanto a los informes de los juristas que advertían de esos “vicios de nulidad”, y que fueron duramente cuestionados en su momento por Pedro San Ginés, el presidente ha insistido este miércoles en que “yerran”. Y es que aunque el Plan ha sido anulado por el TSJC, precisamente por uno de los motivos que advertían Joana Macías y Leopoldo Díaz (que fue destituido de su puesto al frente de la Oficina del Plan Insular poco después de emitir ese informe), San Ginés sostiene que eran otros los aspectos de esos informes con los que él discrepaba.

“Es obvio que parte de razón tenían”, ha admitido después, afirmando incluso que “los sucesivos directores insulares” de Política Territorial también “habían advertido” de que el Plan “podía ser anulado". "Eso no lo hemos negado nunca”, ha asegurado, pese a que hasta ahora había venido cuestionando públicamente y en los Juzgados los informes de Joana Macías y Polo Díaz, e incluso encargó un dictamen precisamente al director insular, Miguel Ángel Santana, para rebatirlos. En ese informe, en contra de lo afirmado este miércoles por San Ginés, Santana también contradecía a Macías en lo referido al motivo concreto que ha llevado al TSJC a anular el Plan. Así, el director insular defendía sobre este punto un criterio contrario al de la jurista y, por tanto, contrario al que ahora ha avalado la sentencia.

 

"Al PSOE y a Bergaz no les queda más remedio que dar carta de naturaleza al Plan"


Sin embargo, San Ginés insiste en que la sentencia no ha confirmado el criterio de esos juristas, discrepando así con lo que este mismo miércoles ha manifestado su socio de gobierno y consejero de Política Territorial, Marcos Bergaz. “En lo que no tenían razón, ni puede compartir el PSOE, es en que el Plan no tenga capacidad para establecer equipamientos estructurantes, o que no prevalezca sobre el Plan Insular. El plan se está aplicando, porque está vigente”, ha respondido San Ginés, que ha afirmado que “al Partido Socialista y a Marcos Bergaz no les queda más remedio que darle carta de naturaleza al Plan”. Por su parte, el vicepresidente del Cabildo, José Juan Cruz, que ha acompañado a San Ginés durante la rueda de prensa, ha evitado pronunciarse sobre este tema. “Vamos a ver, hay varios informes, que en parte darán o no la razón, pero es lo que en su día han establecido los servicios de la casa”, ha contestado al trasladarle por segunda vez la misma pregunta, para intentar conseguir una respuesta.

Pedro San Ginés y José Juan Cruz rueda de prensa 2

“Le voy a responder yo”, ha afirmado entonces San Ginés, insistiendo en que “el Plan sigue estando vigente”, “prevalece sobre el Plan Insular” y “sí puede establecer equipamientos estructurantes”. Según él, en eso “yerran” los informes de Joana Macías y Polo Díaz, aunque ha admitido que en eso “no entra la sentencia” que acaba de dictar el TSJC. El motivo es que el particular que interpuso ese recurso, Agustín Márquez, no planteó la creación de equipamientos estructurantes entre los motivos de su recurso. Sin embargo, aún quedan otros recursos pendientes de resolverse, en los que podrían analizarse otros posibles vicios de nulidad del Plan, distintos al que ha sido estimado en este pleito.

Entre otras cosas, distintas formaciones políticas, asociaciones y juristas del propio Cabildo han cuestionado la creación de esos equipamientos estructurantes, entre los que además se incluye la bodega Stratvs, poniéndola al mismo nivel que las bodegas históricas de La Geria, pese a que se construyó ilegalmente y está inmersa en una causa penal. De hecho, el empresario Juan Francisco Rosa ha utilizado reiteradamente el Plan de La Geria en su defensa en el caso Stratvs, y en base a él ha vuelto a pedir recientemente que se le permita reabrir la bodega, cerrada hace casi tres años por orden judicial. Ahora, con la anulación del actual Plan, de momento en primera instancia, Rosa podría perder una de las bazas de su defensa en esa causa penal.

Sigue La Voz en