20/Ene/2017

CREE QUE RESPONDE A LA "LÓGICA DE LA LEY DEL SUELO" DEL GOBIERNO CANARIO

La Fundación César Manrique advierte de que la instalación de 53 torretas en Yaiza tendría un "efecto demoledor"

Muestra su rechazo a la iniciativa de Red Eléctrica Española por su "insensibilidad paisajística y su brutabilidad" y hace un llamamiento a la sociedad civil para que se movilice contra este proyecto "grosero que degrada el patrimonio natural"

La Fundación César Manrique advierte de que la instalación de 53 torretas en Yaiza tendría un "efecto demoledor"

“Un impacto demoledor sobre la singularidad paisajística y ambiental de Lanzarote, una de las señas más significativas y reconocibles de la identidad insular y de gran valor añadido para su imagen turística”. Ése es el efecto que, a juicio de los representantes de la Fundación César Manrique, tendrá el proyecto de Red Eléctrico para construir un  tendido eléctrico aéreo de alta tensión entre Mácher y Playa Blanca.

Desde la Fundación consideran que esta iniciativa, que incluye la instalación de 53 torretas de entre 29 y 50 metros de altura, “es inaceptable para Lanzarote”, al atentar gravemente contra su patrimonio paisajístico y natural. Aseguran que afectaría al monumento natural de Los Ajaches y señalan que se trata de un “desafortunado proyecto de Red Eléctrica, impropio para una isla como Lanzarote, que cuenta con la aprobación del Gobierno de Canarias y la oposición de distintos actores de la sociedad insular”.

Por estos motivos, la Fundación sostiene que la iniciativa en cuestión merece “un rechazo sin paliativos” por su “insensibilidad paisajística y su brutalidad”. De hecho, opina que se trata de una intervención más que “responde a la lógica de la nueva Ley del Suelo proyectada por el Ejecutivo autonómico”. Normativa que, según explican, pretende “obviar cualquier atisbo de estimación de su impacto en el territorio y ponderar de manera equilibrada las acciones que faciliten el bienestar socioeconómico de la isla y la protección del suelo”.

 

"Minimización de los posibles impactos negativos"


Para la Fundación César Manrique, “parece razonable pensar que en una isla reserva de la biosfera y pionera en el Estado en compatibilizar la protección de la naturaleza con el desarrollo económico y humano, cualquier proyecto que tenga incidencia en un territorio, tan frágil y vulnerable como el de Lanzarote, debería tomar en consideración la minimización de los posibles impactos negativos”.

No comparten que “para justificar el agresivo proyecto programado se recurra a la manoseada excusa de la necesidad de garantizar el suministro eléctrico sin contemplar soluciones alternativas que tiendan al impacto visual cero”.

Así, la Fundación muestra su rechazo al proyecto instando a las administraciones a que soliciten la paralización del mismo. Solicitan igualmente a la población que exprese su desaprobación y se movilice en contra “de este proyecto grosero que degrada el patrimonio natural y paisajístico de Lanzarote”.

Recuerdan que la defensa de la idiosincrasia del paisaje y la naturaleza de la isla “ha sido una constante histórica en la sociedad insular a lo largo de los últimos lustros”. Rescatan además un escrito del propio César Manrique, fechado en 1982, donde critica duramente “intervenciones desafortunadas en el paisaje de la isla con acciones parecidas”

Comentarios