lavozdelanzarote 4:52 h. Jueves, 24 de abril de 2014

LAS OBRAS DE LA RESIDENCIA DE CRUZ BLANCA ESTÁN PARADAS POR FALTA DE FINANCIACIÓN

“Decían que iban sobrados de plazas, pero el tiempo nos ha dado la razón”

· 21 d enero d 2012

“La residencia de Cruz Blanca es una alternativa que tienen desde el año 2000 y parece que no interesa a nadie”. Así se manifiesta el presidente de la asociación Amigos de Cruz Blanca, Francis Martín, después de que el programa “Diario De”, del canal de televisión Cuatro, denunciara supuestos tratos vejatorios en la residencia “Sol de Otoño”, poniendo en jaque a los Servicios Sociales tanto del Gobierno de Canarias como del Cabildo y evidenciado la falta de plazas residenciales donde poder realojar a los ancianos. “Políticamente decían que no, que iban sobrados de plazas residenciales y, por desgracia, el tiempo nos ha dado la razón”, apunta Martín.

Martín no sólo esta “disgustado” con las imágenes mostradas en televisión, sino con el hecho de que no haya lugar donde trasladar a los ancianos, llegando a plantearse incluso, por parte del Cabildo, el llevarlos a otra isla. “Por desgracia, ahí tenemos la situación, que dicen que tienen que sacar incluso a los mayores de la isla. Es que es muy fuerte”, señala.

Y es que, a juicio de Martín, el problema de falta de plazas residenciales en Lanzarote se podría haber solventado con la construcción y puesta en marcha de la Casa Hermano Isidoro. Un hogar para personas mayores, dependientes y en exclusión social, que la orden franciscana Cruz Blanca lleva intentando poner en marcha en la isla desde el año 2000, pero que no ha podido sacar adelante por problemas de financiación.

En abril de 2009, este proyecto vio cómo se ponía su primera piedra, en un terreno situado en la calle San Juan de la Cruz número 1 del barrio arrecifeño de Altavista, que había sido cedido por Librada Díaz Suárez al Obispado de Las Palmas y que éste cedió a los hermanos franciscanos en marzo de 2008.

Tras conseguir la licencia de obras, en agosto de 2009 dieron comienzo los trabajos, pero la falta de financiación hizo que se tuvieran que parar en diciembre de 2010, sin apenas haber dado tiempo a nada más que a abrir el terreno. En ese punto se encontraba la obra, cuando en junio del año pasado La Voz se hizo eco de la realidad de esta futura residencia, que no acaba de ver la luz.

Avances de la obra

Lo único que se había conseguido hacer hasta entonces era redactar el proyecto, así como conseguir la licencia de obra y llevar a cabo los movimientos de tierra para la excavación del futuro garaje. También, se había iniciado la construcción del edificio, realizándose gran parte de la cimentación del mismo y los muros de contención del garaje.

Todo ello había sido posible gracias a las pocas subvenciones recibidas por parte de las instituciones a pesar de que, según insiste ahora y ya aseguró hace ya seis meses Martín, no se habían cumplido los compromisos adoptados. Y es que, en el año 2009, el Gobierno de Canarias destinó una partida económica de 750.000 euros de sus presupuestos a este proyecto y se comprometió a financiar a partir de 2010 el cien por cien de la residencia. Sin embargo, Francis Martín asegura que ese dinero y ese compromiso “nunca llegaron” y que en esos dos años sólo recibieron “unos 500.000 euros”.

El Cabildo, para entonces, según Martín, “sólo había destinado 20.000 euros que eran para equipamiento, cuando todavía no estaba construida”, aunque desde el Cabildo afirmaban que había sido más, y el Ayuntamiento de Arrecife había aportado un total de 38.000 euros, además de otras cantidades para la redacción del proyecto y la licencia, así como un arquitecto técnico del Consistorio, entre otras medidas.

Las instituciones aportaron en 2011 un total de 154.000 euros, que permitieron en septiembre que los trabajos se reanudaran hasta noviembre, pudiendo realizar el techado de lo que será el garaje, así como instalar una pequeña rampa y algunas columnas, según Martín, llevando a las obras al estado en que se encuentran actualmente y muy lejos de concluir.

La campaña “Bloques para Cruz Blanca” también les permitió conseguir algo de dinero para el proyecto, pero “muy poco”, según Martín. “Sólo reunimos muy poco, algo más de 300 euros. Son aportaciones de particulares y la gente da dentro de sus posibilidades, pero benditos sean esos 300 euros”.

Para este 2012, según afirma el presidente de la asociación Amigos de Cruz Blanca tienen previsto recibir 200.000 euros del Gobierno de Canarias y 30.000 euros del Ayuntamiento de Arrecife. Un dinero que les permitiría avanzar un poco más en el proyecto. “Si recibiéramos estos 230.000 euros, se vería ya parte de la obra adelantada, aunque tenemos que ver con los arquitectos hasta dónde podríamos lle-gar”, apunta Martín, quien dice que aún así, no se fía de recibir el dinero. “En el caso de Arrecife, lo he visto en los presupuestos, pero lo del Gobierno de Canarias es sólo un acuerdo verbal. Y yo ya hasta que no lo vea, no lo creo”, añade.

Asimismo, desde el Cabildo podrían destinarse 50.000 euros, tal y como se hizo el año pasado, según afirma el consejero de Bienestar Social, Marci Acuña, quien añade que están pendientes de que se haga “una revisión de precios del proyecto para abaratarlo”. Y es que el presupuesto de la obra, tras haber tenido que hacer una serie de modificados, es de 9 millones de euros aunque, según apunta por su parte Martín, con 7, 5 millones de euros podría estar completada. “A ello habría que restar casi un millón que ya hemos destinado”, concluye.

NOTICIAS RELACIONADAS

["Falta de interés" político->64673]