29/Abr/2017

“NO HAY UNA DECISIÓN TOMADA”, PERO AHORA SE PLANTEA NO RECURRIR EL FALLO

El Cabildo admite que hay “escasas posibilidades de que prosperara” un recurso contra la anulación del Plan de La Geria

Aunque afirman que aún no hay “una decisión tomada”, tanto el Gobierno de Canarias como la Corporación insular se plantean ahora no presentar un recurso contra el fallo, ya que creen que podría no ser siquiera admitido a trámite. Tras la sentencia, San Ginés pidió al Ejecutivo que lo recurriera…

El Cabildo admite que hay “escasas posibilidades de que prosperara” un recurso contra la anulación del Plan de La Geria

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de Lanzarote podrían no recurrir finalmente la sentencia que el pasado 2 de noviembre anuló el Plan Especial de La Geria. Dos días después de conocerse ese fallo, el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, compareció ante los medios para anunciar que habían pedido al Ejecutivo regional que recurriera ese fallo. Además, anunció que en caso contrario sería la Corporación insular quien se plantearía hacerlo. Sin embargo, ahora ambas instituciones se inclinan por abandonar la batalla en los tribunales, lo que supondría que la sentencia se hiciera firme y el Plan de La Geria dejara de estar en vigor.

“La decisión no está tomada aún”, precisa el consejero de Política Territorial del Cabildo, Marcos Bergaz, que afirma que aún está pendiente una reunión entre los técnicos de ambas instituciones. Pero de momento, adelanta que “no hay muchos visos” de que un posible recurso pudiera “prosperar”. “Las posibilidades de que prospere son escasas”, considera Bergaz, que cree que el Tribunal podría no admitirlo siquiera a trámite.

El consejero se ha referido a última reforma de la jurisdicción contencioso administrativa, que regula el recurso de casación. Entre otras cosas, esa reforma supone que el Tribunal Supremo puede determinar si existe o no “interés casacional” para admitir a trámite un recurso de esas características. Y en este caso, tanto los juristas del Gobierno de Canarias como los del Cabildo habrían advertido de que podría no existir ese “interés casacional”, por lo que podría no ser siquiera admitido a trámite.

El mensaje lanzado este viernes choca con el que transmitieron el presidente y el vicepresidente del Cabildo tras conocer la sentencia, cuando hablaron de la necesidad de recurrir el fallo para mantener la “vigencia” del Plan hasta que se redactara uno nuevo, que ya ha sido encargado a Gesplan. Incluso, aunque San Ginés aseguró que él “desde siempre” había dicho que el Plan podía tener “vicios de nulidad”, en la rueda de prensa defendió la modificación de ese documento que ha seguido tramitando el Cabildo, y que dejaría de tener sentido si la sentencia pasa a ser firme.

 

Hay “doctrina jurisprudencial inequívoca”, según el TSJC


En la sentencia que anuló el polémico Plan de La Geria, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias subrayaba que hay “doctrina jurisprudencial inequívoca” que confirma la nulidad de ese documento, por la forma en que se tramitó. Y es que tras la anulación del primer Plan en el año 2012, lo que hizo el Gobierno de Canarias fue convalidar los actos del anterior y volver a aprobarlo, cuando debería haber iniciado el trámite de nuevo.

Además, al tomar conocimiento de la primera sentencia anulatoria en septiembre de 2012, la Cotmac "introdujo de forma indebida y falsa un inciso inexistente en el fallo", según advirtió el TSJC. Concretamente, el Tribunal sostiene en el acuerdo de esa sesión de la Cotmac se señaló que la sentencia anulaba el Plan "retrotrayendo el expediente al momento anterior a la aprobación", cuando el fallo "en ningún caso se limita a la nulidad de un determinado trámite".

A esto, la sentencia añadía que tampoco "procedía" una "aprobación definitiva parcial", que fue la que se llevó a cabo, dejando “en suspenso” la ordenación de “más de 1.500 hectáreas". Además, subrayaba que suponía cambios en "la categorización de los equipamientos estructurantes", entre los que se incluyó a Stratvs, pese a no ser una bodega histórica y pese a que se construyó ilegalmente, y también en "la ordenación viaria de los asentamientos rurales". 

Precisamente el dueño de la bodega Stratvs, Juan Francisco Rosa, fue uno de los que se personó en ese procedimiento contencioso, junto al Cabildo y el Gobierno de Canarias, para intentar defender la vigencia del Plan de La Geria. Y es que cabe recordar que el empresario ha utilizado este documento en su defensa el caso Stratvs, alegando que tras su aprobación, la bodega quedaba “perfectamente legalizada”. 

En esta sección
Comentarios