SE PONE ASÍ FIN A 240 DÍAS DE TRABAJO PARA PREPARAR LAS 30 HORAS DE MÚSICA

Arrecife en Vivo 2016 ha logrado congregar a más de 14.000 personas en sus cuatro jornadas de música en la calle

lavozdelanzarote.com · 15 de octubre de 2016

Fotos: Sergio Betancort

La cuarta edición del Festival Arrecife en Vivo bajó anoche el telón tras dieciséis conciertos, cuatro pasacalles, tres sets de DJ y más de 14.000 personas que han recorrido las calles de la capital de la isla para no perderse los mejores directos del panorama canario, español y musical.

 

El responsable de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Arrecife (patrocinadora oficial del Festival), Rafael Juan González, ha mostrado su satisfacción por la gran respuesta que una vez más se ha conseguido. “Tenemos claro que apostar por el Festival Arrecife en Vivo es apostar a caballo ganador. En esta cuarta edición hemos vuelto a demostrar por qué este evento, que convierte a Arrecife en un gran escenario, arrastra a tantísima gente y desde Turismo Arrecife vamos a seguir apoyándolo. La dinamización turística, cultural y comercial de nuestra capital está entre nuestros principales objetivos”.

 La última jornada de este festival itinerante de música en directo daba comienzo en el Charco de San Ginés, en el escenario La Bulla y Naia-Mikel Otaegui con el combo de rap Material de Contrabando.

 Tras ellos, Brasstucada se puso al frente del pasacalles versionando hits bailables con sus metales. A la cabeza de la movilización musical: un punk llamado Moe Green gestionando el dedo señalador en ausencia de Buli Panés, que ayer debutaba con Inadaptados en el festival Monkey Week (Sevilla).

En el escenario La Tentación (Plaza de Las Palmas) esperaba Guineo Colectivo: dos guitarras y un bajo protagonista, trompeta, saxofón alto, trombón, batería y percusión.

 La zona del Bar Asturias fue la siguiente parada y los protagonistas un cuarteto llamado Mambo Jambo que se han coronado en la escena nacional como los francotiradores rockers más virtuosos.

 A las 22:30 la plaza de Naos del escenario Marina Lanzarote estaba completa. A las 23:00, con media hora de retraso respecto al horario previsto, sonaban los primeros aplausos, silbidos y jaleos, empezaba el espectáculo de Rinôçerôse.

 Los de Montpellier llevan desde 1996 sorprendiendo, experimentando y haciendo bailar al público. Era su primera vez en Lanzarote y sacaron la artillería pesada.

 La cuarta edición de Arrecife en Vivo terminaba en el escenario Marina Lanzarote, con el tremendo poderío en cabina de los malagueños We Are Not DJ, que ayer, demostraron con creces porque han enloquecido al público de festivales como Arenal Sound o Contemporánea.

 

Se pone así fin a 240 días de trabajo para preparar las 30 horas de música en vivo de esta edición, más de 900 m2 de escenarios montados en seis ubicaciones diferentes (una de ellas, en el agua), 25.000 km de distancia área recorridos por las bandas para llegar hasta aquí y más de 20 personas encargándose de la seguridad en el espacio público.

Sigue La Voz en