¿Cómo hacer una factura si eres autónomo?

· 24 de noviembre de 2016

Ser autónomo, como todo en la vida, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si preguntamos por aquello que más aprecia cualquier persona trabajando bajo esta modalidad, posiblemente nos responda que la libertad. Y es que trabajar de autónomo supone disponer de un gran poder de decisión, ya sea para elegir horarios o las propias tareas y trabajos a realizar. Si bien todo trabajador por cuenta ajena se debe finalmente y en ultima instancia a sus clientes, podemos elegir a estos, organizándonos dentro de los tiempos y fechas de entrega pactados. 

Una de las pesadillas para todo autónomo es sin embargo la burocracia y papeleo oficial que se requiere en muchas ocasiones. Cobros, facturas, licencias o trámites se convierten en tareas engorrosas que nos roban un precioso tiempo que no podemos dedicar a nuestro verdadero trabajo. 

Estas tareas, que tanto tiempo y esfuerzo conllevan quedan sin remunerar, por lo que es de gran interés ser lo más operativos posibles y quitárnoslas de encima lo antes posible. 

Pero en esta lucha los autónomos no estamos solos. Hoy en día existe en el mercado una amplia y variada oferta de software de facturación que nos ayuda cuando y donde sea. Una de las tareas cuya informatización debemos priorizar es la gestión de facturas y ventas, que con un software adecuado pasará a estar eficientemente organizado y catalogado. 

Estas herramientas logran de una forma muy sencilla simplificar nuestro trabajo, permitiéndonos concentrarnos en lo que realmente importa y aumentando la satisfacción de nuestros clientes y la propia. Eliminar tareas pendientes y engorrosas supone una disminución directa de nuestros niveles de estrés, ayudándonos además a mejorar nuestro rendimiento y agilizando el proceso de trabajo. 

Tener un control del dinero que entra y sale es fundamental para tener una visión amplia y tomar decisiones sobre las nuevas lineas que nuestro negocio debe seguir. Con un simple vistazo, en nuestro software de facturación podremos ver todos los flujos de caja y conocer con exactitud nuestra situación financiera. 

Por otro lado, este tipo de programas informáticos se ofrece hoy en día a precios asequibles, existiendo además una gran flexibilidad dependiendo de los paquetes y herramientas exactas que contratemos. Existe así un software adaptado a cada situación y bolsillo, lográndose recuperar la inversión en un plazo de tiempo bastante corto. Aquellos que no sean demasiado duchos en el mundo de la informática no deben tampoco tener miedo a este tipo de herramientas, que están especialmente diseñadas para lograr la máxima sencillez, añadiéndose por si fuera necesario guías de usuario con las que en pocos minutos podremos empezar a sacar partido a nuestro nuevo software.  

No disponer de este tipo de programas nos sitúa en una clara inferioridad frente a nuestra competencia. Para ser competitivos hemos de adaptarnos a los nuevos métodos y tecnologías, siendo aconsejable también estar al tanto de las novedades que poco a poco van saliendo. Como se ve, para situarnos un paso por delante en el ámbito laboral tenemos que estar así al tanto del desarrollo del software dedicado a nuestro campo. 

Sigue La Voz en