LA PIANISTA ARMENIA Y EL VIOLINISTA ALEMÁN SON DOS PROMESAS DE LA MÚSICA

Los jóvenes Lilian Akopova y Matthias Well cautivaron al piano y el violín en Bodegas El Grifo

Francisco José Navarro · 19 de octubre de 2016

 

La sala de conciertos de Bodegas El Grifo acogió este domingo un espectacular concierto con dos promesas de la música. Bajo la denominación "Concierto Clásico", dos jóvenes músicos, la pianista Lilian Akopova, nacida en la capital de Armenia, Ereván, y el violinista alemán Matthias Well ofrecieron un recital que despertó la admiración y los aplausos del público, que abarrotaba la sala. 

Aunque de nacionalidad armenia, Lilian Akopova creció en Kiev, la capital ucraniana. A la edad de 6 años, fue admitida en la prestigiosa Escuela Central de Música Lysenko de Kiev, para niños y jóvenes superdotados. A los 18 años terminó la carrera con honores. La joven pianista ha sido galardonada en 8 competiciones europeas internacionales con 6 primeros lugares, un segundo y un tercero, así como con otros premios especiales. Lilian Akopova ha creado este año su propia fundación para niños, cuyo eje central estará basado en el apoyo a los niños huérfanos y enfermos de la guerra civil de Ucrania.

Por su parte, Matthias Well recibió su primera clase de violín con solo 4 años. Desde 2009, estudia en la Escuela Superior de Música de Múnich y desde 2010 es becario de la fundación "Yehudi Menuhin Live Music Now". Además, el verano de 2011 comenzó a estudiar en la Escuela Superior de Música y Teatro de Múnich, donde es alumno del catedrático Mikyung Lee. Actualmente, Matthias se encuentra en la etapa final de sus estudios de maestría.

Con su actuación, el público asistente pudo disfrutar de un concierto con mayúscula, por la profesionalidad y complicidad de los jóvenes músicos, que eligieron para la ocasión un selecto repertorio de los más afamados compositores clásicos. Sonaron composiciones de Beethoven, Brahms, Tschaikovsky y Pablo Sarasate, entre otros. El concierto tenía prevista una duración de 90 minutos, pero por aclamación del público se aproximó a las 2 horas. La entrega y el dominio de los jóvenes músicos fueron en todo momento muy aplaudidos, viéndose en la obligación de tener que interpretar varios bises. Para el final escogieron "Carmen Fantasy", del compositor Pablo Sarasate. El público les despidió puesto en pie. 

 

Sigue La Voz en